Como saber si estas por concebir con la prueba del aceite

En general, ningún analisis en casa tiene explicaciones científicas. Lo cierto es que millones de mujeres en el mundo se los realizan y encuentran en ellos la respuesta que tanto necesitaban. Hay numerosos tipos de pruebas caseras, pero creemos que el verdaderamente infalible, además de simple, es el del aceite.

Una de las virtudes que posee es que puedes realizártelo transcurrido el primer día del retraso de tu período, aunque si prefieres puedes repetirlo unos días después para comprobar el resultado.

Lo que necesitas para realizar esta prueba: un recipiente de vidrio o cristal, aceite (de cocina, cualquier variedad, lo que importa aquí es la consistencia oleosa) y tu orín. Si así lo prefieres, puedes utilizar guantes de látex o bolsas de plástico para preservar la higiene de la piel de tus manos.

Para comenzar con el test de embarazo casero con aceite, es necesario que orines en un recipiente limpio y seco, sin ningún tipo de suciedad o humedad que pueda interferir con la muestra que tomarás. En el recipiente de cristal o de vidrio, en las mismas condiciones de limpieza, vas a colocar dos gotas de aceite mientras esperas que la muestra se enfríe (esto demorará alrededor de una hora), dentro de lo posible en algún extremo.

Una vez que la orina está fría, con un gotero o cuchara (siempre recuerda preservar la esterilización de los elementos que utilices, ya que pueden hacer variar el resultado) coloca en el extremo opuesto de las gotas de aceite una pequeña porción de ella. Es muy importante que las sustancias no se toquen entre sí para la efectividad de la prueba.

Para finalizar, debes tratar de despojarte de la ansiedad y esperar un buen rato (alrededor de una hora más).

El resultado del test con aceite será positivo si las dos sustancias se unieron y, por el contrario, será negativo si han permanecido en sus lugares sin tocarse. Se desconoce el motivo científico por el cual las sustancias se comportan de una u otra forma según haya o no fertilización, pero los resultados suelen dar en lo cierto.

Puedes repetir este test de embarazo casero cuantas veces lo necesites para estar segura, pero siempre recuerda que ni bien puedas debes hacerte una prueba convencional o de laboratorio, aunque las caseras puedan adelantarte la situación. Acudir a un médico ginecólogo siempre es la mejor opción, pero no podemos estar ajenas a las necesidades urgentes de obtener respuestas sin salir a ventilar la duda.